Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
El bótox es un tratamiento médico que debe ser
realizado por un médico experto en estética facial.
La toxina botulínica produce una atenuación de la
contracción muscular, que mejora las arrugas de la piel.
El bótox trata con éxito las arrugas de
expresión y su efecto dura entre 4 y 6 meses.
La toxina botulínica debe aplicarse
de forma totalmente personalizada.
Con la aplicación de bótox para atenuar las arrugas
también se consigue embellecer la expresión facial.
  

El bótox que se utiliza en IML

En Instituto Médico Láser de Madrid contamos con las tres marcas disponibles en España de toxina botulínica, y aplicamos el producto haciendo un tratamiento absolutamente personalizado que depende de las características musculares del paciente.

Tratamiento de las arrugas con bótox en IML

El tratamiento de las arrugas con bótox en IML siempre se personaliza
en función de las características anatómicas del paciente.

 

¿Desea más información? »

Aunque las toxinas botulínicas para uso estético que existen en el mercado hoy en día tienen características diferentes, en la práctica clínica descubrimos que son muy similares en sus resultados.

Características particulares de las distintas toxinas:

  • Vistabel comienza su efecto algo más tarde que el resto.
  • La dosificación de Azzalure es diferente de las demás.
  • Bocotture es la que menos proteínas complejantes tiene.

El médico de Instituto Médico Láser experto en el manejo de la toxina botulínica para el tratamiento de arrugas es quién elige una u otra sustancia. Todo ellos tras una consulta informativa gratuita, donde informará al paciente sobre el tratamiento y analizará su anatomía facial y la forma en que se le marcan las arrugas de expresión. También le informará sobre el número de unidades que es necesario emplear en su caso para obtener el efecto deseado.

Aspecto relajado y fresco al rostro

El tratamiento con bótox confiere un aspecto relajado y fresco al rostro.

 

Solicitar Consulta Gratuita

Todos los médicos de IML consideramos que es de extrema importancia la valoración estética de la cara de nuestro paciente, ya que algunos pacientes pueden presentar una contraindicación estética, que no médica, para el tratamiento con la toxina. Son los pacientes que pueden, por su anatomía, quedar después con una expresión artificial, de susto o sorpresa, y en los que el beneficio de la eliminación de las arrugas se ve eclipsado por el cambio de expresión que sufren.

Es una prioridad para nosotros que las inyecciones de toxina proporcionen una cara rejuvenecida pero a la vez fresca y natural. La toxina botulínica bien usada, con mesura en las dosis y bien inyectada no estigmatiza al paciente ni le cambia la expresión.

En nuestro centro se tiene especial cuidado en evitar la formación de anticuerpos neutralizantes de la toxina en los pacientes dispuestos inmunogenéticamente, a pesar de que este hecho es extremadamente raro.

Para ello se tiene estricto control en la conservación de la toxina, se elige el tipo de toxina más adecuado en cada caso, se mantiene el tiempo de descanso entre inyecciones por encima de los tres meses y se controla la dosis inyectada.

¿Desea conocer qué tipo de toxina botulínica es la más adecuada en su caso? Solicite ahora una consulta informativa gratuita con uno de nuestros médicos expertos.

Solicitar consulta gratuita las condiciones. Cargando consulta