Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
El bótox es un tratamiento médico que debe ser
realizado por un médico experto en estética facial.
La toxina botulínica produce una atenuación de la
contracción muscular, que mejora las arrugas de la piel.
El bótox trata con éxito las arrugas de
expresión y su efecto dura entre 4 y 6 meses.
La toxina botulínica debe aplicarse
de forma totalmente personalizada.
Con la aplicación de bótox para atenuar las arrugas
también se consigue embellecer la expresión facial.
  

Qué es la toxina botulínica o bótox

La toxina botulínica es una sustancia que relaja la musculatura facial, lo que nos permite el tratamiento de las arrugas producidas por la contracción muscular.

Las arrugas de expresión

Las arrugas de expresión se producen por la
contracción de los músculos de la mímica facial.

Vistabel, Azzalure y Bocouture son los tres nombres con los que se comercializa en nuestro país esta toxina para uso estético. Puede solicitar una consulta informativa gratuita con uno de nuestros médicos para conocer qué tipo de toxina botulínica es la más adecuada para usted.

Tipos de toxina botulínica

En España existen tres tipos de toxina botulínica para el tratamiento de las arrugas de expresión.

Aunque el nombre de “toxina” pueda generar algún recelo, es necesario explicar que en las dosis en las que se emplea este producto en estética no es tóxica para el ser humano. Muchos medicamentos y vacunas habituales tienen su origen en hongos, plantas opioides o toxinas, teniendo unas cualidades beneficiosas y absolutamente distintas del producto del que provienen.

¿Le llamamos? »

La toxina botulínica tipo A es la utilizada en medicina estética y, aunque en otros países su uso está generalizado para toda la zona facial, cuello y escote, en nuestro país donde más se inyecta es en la frente y en el contorno de los ojos, para eliminar las arrugas de expresión.

El bótox para tratar las patas de gallo, las arrugas de la frente y las del entrecejo.

El bótox sirve para tratar las patas de gallo, las arrugas de la frente y las del entrecejo.

La toxina botulínica es terapéutica también en otros campos de la medicina como:

  • Hiperhidrosis
  • Estrabismo
  • Blefaroespasmo
  • Parálisis facial
  • Síndrome de Frey parotideo
  • Contracturas musculares
  • Cefalea
  • Fisura anal

Hoy en día la inyección de toxina botulínica es el procedimiento estético más usado en todo el mundo.

Si desea más información acerca de la toxina botulínica, puede solicitar una consulta informativa gratuita con uno de nuestros médicos expertos.